sábado, 7 de marzo de 2009

EL SEXO Y LA BIBLIA: ADAN Y EVA.

Entonces Jehovà Dios formò al hombre del polvo de la tierra, y soplò en su nariz, y fuel el hombre un ser viviente...y dijo JehovàDios: No es bueno que el hombre estè solo; le harè ayuda idònea para èl...Entonces Jehovà Dios hizo caer sueño profundo sobre Adàn, y mientras èste dormìa, tomò una de sus costillas, y cerrò la carne en su lugar. Dijo entonces Adàn: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; èsta serà llamada Varona, porque del varòn fue tomada. Por tanto, dejarà el hombre a su padre y a su madre, y se unirà a su mujer, y seràn una sola carne. Y estaban ambos desnudos, Adàn y su mujer, y no se avergonzaban. Libro del Gènesis capìtulo 2 versìculos 7,18, 21, 22, 23, 24 y 25. Biblia Reyna
Valera 1960.
Hay cristianos que se cuestionan si Adàn y Eva tuvieron relaciones sexuales. Una gran mayorìa se aferra a la idea de que nunca las tuvieron, puesto que estaban en el paraìso en donde Dios convivìa con ellos y afirman que no sentìan el deseo sexual. Otros màs afirman lo contrario, y aceptan que el deseo sexual estaba presente en Adàn y Eva desde que estos fueron creados; y que al igual que todas las bestias y las aves se acoplaban para reproducirse, tambièn ellos lo hacìan.
Los que estàn en contra de que Adàn y Eva tuvieran relaciones sexuales afirman que las relaciones las tuvieron despuès de que desobedecieron a Dios y se basan en el versìculo 16 del capìtulo 3 Multiplicarè en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darà a luz los hijos... y tambièn toman el versìculo 1 del capìtulo 4 Conociò Adàn a su mujer Eva, la cual concibiò y diò a luz a Caìn...
Si nos basamos en los versìculos ùltimos mencionados entonces parecerìa que la razòn la tienen aquellos que afirman que no tuvieron relaciones sexuales en el paraìso, sino despuès de que por castigo divino tuvieron que salir de ese hermoso lugar. Parecerìa tambièn que Caìn fue el primer hijo de Adàn y Eva.
Los que estàn a favor de que si tuvieron relaciones sexuales en el paraìso, antes de desobedecer a Dios y comer del àrbol del fruto prohibido se aferran a lo que dice el versìculo 24 del capìtulo 2, ya antes citado: ...y se unirà a su mujer y seràn una sola carne. Afirman que la frase "se unirà a su mujer y seràn una sola carne" està diciendo en forma demasiado clara que tuvieran relaciones, sòlo asì serìan una sola carne, es decir dos cuerpos fusionados, de tal manera que pareciera uno.
Con respecto a que Caìn fue el primer hijo de Adàn y Eva, tambièn causa polèmica.Un grupo afirma que sì lo fue, y otro afirma que no. Que si se mencionan primeramente a Caìn y a Abel, es sòlo como ejemplo de lo que los seres humanos podemos hacer: entregarle a Dios lo mejor de nuestra vida, como lo hizo Abel, o darle lo que nos sobra de ella y de mala gana, como lo hizo Caìn.
En lo personal, sin el afàn de causar màs polèmica de la que ya hay, creo que Adàn y Eva tuvieron relaciones sexuales en el paraìso que Dios les diò por hogar. Y en cuanto a Caìn y Abel creo que no fueron los primeros hijos, pero que lo que sucediò entre ellos es un ejemplo de còmo agradar o desagradar a Dios. Lo cierto para mì es que no afecta mi fe en Dios, el hecho de que Adàn y Eva tuvieran relaciones sexuales antes de desobedecer a Dios y darse cuenta de que estaban desnudos y sentir verguenza. Si traemos al presente el hogar del paraìso con la pareja que lo habitaba, haciendo un sìmil entre el hogar cristiano y los esposos. El hogar es el paraìso terrenal que tenemos los casados, y como casados ante Dios y ante la ley de los hombre no sentimos verguenza de desnudarnos ante nuestra mujer que Dios nos diò por esposa. Tampoco sentimos verguenza o nos sentimos culpables de tener relaciones sexuales, porque Dios nos diò a nuestra mujer y las mujeres les diò a su hombre, para multiplicarnos. Aquì lo que debemos poner en la balanza es el hecho de que si nuestra cama està santificada o no. Si le hemos sido fieles a nuestra esposa y a Dios, y las esposas a sus esposos, o no. Esa es la cuestiòn que si tiene peso.
Y con respecto a los hijos creo que la aplicaciòn a nuestra vida como cristianos es que no debemos, los hombres tener hijos con otra mujer que no sea nuestra esposa, y las mujeres no engañar al marido teniendo hijos de otro hombre que no sea su esposo, y luego decirle al esposo que ese niño o niña es su hijo o hija.
Los cristianos debemos ser honestos con nuestra pareja y con Dios. No sigamos el mal ejemplo de Adàn y Eva que trataron de engañar a Dios y luego cada uno de ellos se culpaba uno al otro y culparon hasta la serpiente. Si Adàn y Eva cometieron el primer pecado, que ahora cargan los que no han sido lavados por la sangre de Cristo Jesùs, los cristianos debemos llevar el mensaje de que ese pecado original puede ser borrado en la Cruz del Calvario, en la hermosa sangre de Jesus Cristo que vino a morir para pagar el pecado original que fue heredado por Adàn y Eva a la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada